Saltar al contenido

Ratas Finas MX

Preocupación por la Salud de Margarita González Saravia, Candidata de Morena en Morelos durante la Precampaña

En medio de la fase de precampaña, la salud de Margarita González Saravia, la candidata de Morena en Morelos, ha experimentado un deterioro preocupante. Fuentes cercanas informaron que el sábado 23 de diciembre fue vista en el Hospital Ángeles Acoxpa, sugiriendo que la candidata prefiere recibir atención médica fuera de Morelos debido a posibles complicaciones en su salud. A punto de cumplir 68 años, surge la interrogante sobre si podrá resistir el ritmo exigente de la campaña y, en caso de llegar a gobernar, cómo manejará las responsabilidades a los 70 años o más.

Margarita González, con 67 años cumplidos, ha destacado desde la década de los 70 en movilizaciones sociales en apoyo a líderes de la izquierda, como Valentín Campa. A pesar de su larga trayectoria, su estatus económico y social no ha sido precisamente modesto.

En el ámbito empresarial, junto con su familia, es propietaria del reconocido balneario Las Estacas en el municipio de Tlaltizapán. Su influencia se ha extendido al impulso de iniciativas como el Consejo Empresarial Turístico y el Fideicomiso de Promoción Turística. Además, ha liderado la Asociación Estatal de Balnearios y Parques Acuáticos de Morelos, fundando la misma agrupación a nivel nacional junto con otros agremiados.

Con casi tres décadas de experiencia empresarial, ha presidido varias asociaciones turísticas, incluyendo la Asociación Parques Acuáticos y Balnearios de Morelos, la Asociación de Hoteles de Morelos y la Asociación Nacional de Parques Acuáticos y Balnearios.

En el ámbito público, ha ocupado cargos como Subsecretaria de Turismo de Morelos, Secretaria de Desarrollo Económico y Desarrollo Social de Cuernavaca, y titular de la Secretaría de Turismo y Cultura del Estado de Morelos en la primera etapa del gobierno de Cuauhtémoc Blanco Bravo. Esta cercanía la ha identificado como un aliado estratégico para el control del estado de Morelos por parte de Cuauhtémoc Blanco durante la siguiente administración.